Carabobo Comercial

Majestuoso Teatro Municipal de Valencia

Compartelo


El Teatro Municipal de la ciudad de Valencia, Estado Carabobo, de una construcción de líneas de exquisita belleza, y a su vez es el mejor conservado y mantenido de los teatros construidos en el país entre los siglos XIX y XX.

El Teatro Municipal de Valencia, su construcción fue decretada en 1879 por el presidente general Antonio Guzmán Blanco. El proyecto fue encargado al ingeniero Navas Spínola, pero la muerte de éste lo retardó. En 1887, siendo Presidente de la República el general Hermógenes López volvió a decretarse su construcción, para lo cual fue aprobado el proyecto presentado por el arquitecto Antonio Malaussena, quien en 1889 viajó a los Estados Unidos de Norteamérica y a Europa para la adquisición de los materiales para las estructuras y la parte ornamental. Para la construcción del Teatro Municipal fueron utilizados muros de ladrillos, pero la parte central, con cúpula de 18 metros de diámetro, fue realizada con perfiles de hierro y columnas del mismo material que la sostienen junto con la galería. También son de hierro las escaleras y barandas ornamentales que Malaussena compró directamente en Bélgica.

Nacimiento cultural

La construcción del Teatro duro siete años, pero cuando se encontraba casi concluido, durante el gobierno de Anduela Palacios, estalló la Revolución Legalista, periodo durante el cual el edificio fue convertido en cuartel y le fueron causados enormes deterioros.

En 1894 comenzaron las reparaciones y en vista de que se presentara una fuerte polémica sobre el nombre del teatro, el Presidente Joaquín Crespo decide donarlo a la ciudad de Valencia, con la condición de que llevara el nombre de TEATRO MUNICIPAL.

Sobresale de este Teatro el plafond, o techo de la cúpula, obra encomendada al pintor valenciano Antonio Herrera Toro en el que alternan medallones con retratos de grandes músicos, escritores y poetas con figuras alegóricas, que constituye el mejor ejemplo de pintura decorativa que tenemos, de acuerdo a la calificada opinión del crítico don Luis Cubillán Fonseca.

Proceso de restauración

El proyecto del teatro nunca ha sido concluido porque estuvo abandonado durante mucho tiempo y sólo fue en 1949, siendo presidente del Estado, Antonio Ruiz Miranda, cuando se hizo una intervención en la que fueran cambiadas las butacas y se construyeran nuevos baños y camerinos. En 1966 se llevó a cabo una nueva intervención para efectuar reparaciones generales y la instalación de un nuevo sistema eléctrico. En 1971, con motivo de los 150 años de la Batalla de Carabobo, hubo renovación de cortinas, alfombras e instalación de aire acondicionado. Para 1979, la alcaldía de Valencia decide su modernización, lo cual ocasiona su cierre durante ocho años. Durante este periodo, la parte interior del teatro fue demolida, lo cual alteró considerablemente la edificación. Lo que ocasionara la exigencia, de la población de la ciudad de Valencia, al gobierno municipal la devolución al estilo original del Teatro..

En 1994, el alcalde Argenis Ecarri, dio inicio a los trabajos de restauración del Teatro Municipal que incluyera la recuperación de la acústica a los niveles originales, lunetas y elementos decorativos. La reinauguración se efectuó el 24 de marzo de1995 con un concierto de la Orquesta Sinfónica Carabobo, dirigida por el maestro José Calíbrese, el mismo concierto fue repetido al día siguiente, Día de Valencia.

Diseño teatral

El diseño del Teatro Municipal de Valencia, entre neoclásico y neobarroco, está basado en la estética Beaux-Arts del teatro de la Ópera Garnier, en París. En su estructura se utilizaron muros de ladrillo y mampostería, pero la parte central, con la cúpula de 18 metros de diámetro, está realizada en perfiles de hierro y columnas del mismo material que la sostienen, junto con la galería; igualmente de hierro son las escaleras y barandas ornamentales.

Posee dos salones: la Gran Sala, con 647 butacas (378 en el patio, 118 en el primer balcón y 151 en el segundo balcón) ante un escenario de 11 metros de ancho de boca, 7 metros de alto aforado y 12 metros de fondo; y la moderna Sala Mary Schwarzenberg, con una capacidad de 120 butacas, equipo de videobeam, pantalla, planta de sonido, monitores de audio y micrófonos.

Tras numerosas reinauguraciones por trabajos de reparación, restauración y mantenimiento, el teatro ofrece espacios para obras, musicales, talleres, conferencias, foros, graduaciones, seminarios, congresos, exposiciones, entre otros eventos culturales y sociales, según el sitio web de la alcaldía de Valencia.

Compartelo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *